Saltar al contenido
Quiero ser libre

Cómo viajar con tu gato en avión desde España a Ecuador

Viajar con gato en avión

Viajar puede ser una experiencia maravillosa. Hacer los preparativos, poner a punto la cámara para captar los mejores paisajes, trazar rutas, buscar vuelos y un sinfín de cosas más. Sin embargo, la cosa se complica cuando tienes que planificar el viaje de alguien más, alguien pequeño, alguien con bigotes, orejas puntiagudas, uñas afiladas y maullidos imperiales. Sí, tu gato. Planificar el viaje de tu gato a otro país puede darte grandes dolores de cabeza que voy a tratar de (medio) aliviar con este artículo. ¿Te interesa? Te voy a contar cómo viajar con tu gato en avión desde España hasta Ecuador.

¿Cuál es la idea que te tienes que meter en la cabeza? Planificar todo esto con mucha antelación.

> Te puede interesar: viajar a Ecuador, guías, requisitos, tours y mucho más.
> Los vuelos más baratos los encontrarás aquí.
> Busca aquí los mejores hoteles de Ecuador.
> Alquila un vehículo aquí para viajar por libre.
> Y contrata tu seguro de viajes desde aquí y disfruta de un 5 % de descuento por ser mi lector. Pincha y ya te saldrá el precio al contratar.

Gato cabina avión
El susodicho, Xiao Long Bao. Es guapo, ¿eh?

Los requisitos de exportación para viajar con tu gato en avión hasta Ecuador

Lo primero que deberías hacer siempre que vayas a hacer este viaje con tu gato (y cualquier viaje a otro destino) es contactar con el departamento de Sanidad Animal de España (o del país exportador), así como con el país de destino, siendo en este caso el departamento de Agrocalidad de Ecuador.

En España, te aconsejo que busques el departamento de Sanidad Animal más cercano a tu lugar de residencia, más que nada porque finalmente tendrás que ir allí para que te expidan el certificado de exportación. Ellos te pueden mostrar los requisitos para introducir una mascota a Ecuador. A día de escribir este artículo los requisitos los puedes consultar en este archivo pdf. Eso sí, como digo, pueden variar, por lo que te recomiendo contactar y verificarlos.

Por otra parte, Sanidad Animal te debería proporcionar un formulario que debes rellenar y llevar a tu veterinario para que lo firme, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos. Puedes descargar este formulario desde aquí, aunque, como te he dicho antes, deberían darte uno actualizado desde Sanidad Animal.

Viajar con gatos en cabina
Bao y yo reflexionando sobre el viaje en avión con un mate.

Vacunas

El tema de las vacunas es básico y muy importante. Como he dicho al principio, debes planificar todo esto con mucha antelación. Las vacunas son requisito obligatorio y se suele pedir que se hayan aplicado con antelación de, al menos, un mes (aunque debes corroborarlo con el formulario de Sanidad Animal. En este mismo formulario se especifica cuáles son, aunque aquí te pongo las que yo necesité:

  • Rinotraqueitis
  • Panleucopenia felina
  • Calicivirosis
  • Rabia (a los animales mayores de 3 meses)

Lo bueno es que, aunque suenen raro, son las mismas vacunas obligatorias que hay que ponerle al gato cada año en España, por lo que no tuve que ponerle ninguna más.

La prueba serológica de anticuerpos rábicos

Bueno, lo cierto es que tuve que hacerle una prueba adicional expresamente solicitada por Ecuador: la prueba de anticuerpos rábicos. El caso es que mi veterinario me comentó que no suele ser necesaria esta prueba porque al año caduca y, como yo no iba a traer al gato a España de vuelta, no la iba a necesitar. Sin embargo, tuve que hacérsela porque Ecuador la pedía. Y casi no llega a tiempo el resultado… Por eso, no olvides hacer todo con mucha antelación.

Desparasitación

También es requisito que el animal sea desparasitado en los 21 días previos al vuelo. Este paso lo puedes dejar para el día en que el veterinario tiene que hacer el chequeo de salud en los 10 días previos al vuelo.

Elije una aerolínea que te permita viajar con tu gato en el avión

Hasta hace poco era difícil encontrar aviones que permitieran a sus pasajeros viajar con mascotas en cabina, pero por suerte hoy en día es más fácil encontrarlos. Hay bastantes aerolíneas que ofrecen este servicio, como por ejemplo Iberia, Avianca, Air Europa, Latam, Vueling, Lufhansa, Air France, American Airlines o Swiss, entre otras.

No me atrevo a hacer un listado exhaustivo porque suelen cambiar y los requisitos también pueden variar, por lo que prefiero decirte que compruebes si la aerolínea que te interesa permite animales.

Volar con gatos en avión
Así es como me ayuda a planificar el viaje el tío.

Siempre que puedas, elije que vuele en cabina contigo. Para ello, suelen exigir que no pese el animal más de 8 o 7 kilos junto con el transportín. Yo trataría de evitar que vaya en bodega porque no se sabe lo que le puede pasar.

Una vez que tengas clara la aerolínea y el billete que quieres comprar, primero llama y asegúrate de que en ese vuelo puede ir tu gato. Esto se hace porque hay un límite de mascotas por vuelo. Una vez que te asegures de ello, ya puedes comprar tu billete de avión.

Compra un trasportín que cumpla con las medidas de la aerolínea

Cada aerolínea tiene unas medidas diferentes que debes consultar en su propia web. Debes comprar un trasportín que cumpla con las mismas, aunque a veces no son tan rigurosos (da la impresión de que las medidas exigidas por algunas aerolíneas son muy pequeñas). También te recomiendo que le compres un arnés, por lo que pueda pasar.

Transportín gato avión homologado
El Bao siempre odió estar ahí dentro. Es un «espíritu libre».

Chequeo de salud por veterinario oficial

Dentro de los 10 días anteriores a la partida debes concertar cita con un veterinario colegiado para que le haga una prueba de salud al gato. Tras ella, y tras corroborar que cumple con todos los requisitos, el veterinario te firmará el formulario que luego deberás llevar a Sanidad Animal.

Visita al departamento de Agricultura: Sanidad Animal

Una vez que ya tengas todo lo anterior no te quedará nada más que concertar una cita con Sanidad Animal y llevar el formulario relleno y firmado por el veterinario. Entonces, te deberán dar el certificado de exportación del animal, que deberás presentar a la llegada a Ecuador.

Contacta con el aeropuerto de destino

Yo llegué a Guayaquil, pero puede que tú lo hagas a Quito. Sea cual sea, debes escribirles antes de 72 horas para que estén pendientes a tu llegada y te sellen la entrada de la mascota, que al ir en cabina se nacionaliza al instante.

¿Y si viaja el gato en bodega?

La verdad es que es algo que no te recomiendo. Aunque la sección para mascotas de la bodega se supone que está acondicionada para ellos, yo siempre prefiero viajar con mi gato a mi lado. Lo siento, pero no puedo dejar esto en manos de otras personas, por muy profesionales que sean.

No obstante, en el caso de que optes por la bodega o te veas obligado a ello, deberás cumplir con otros requisitos propios de Ecuador. Y, aunque debes siempre corroborarlos, a día de escribir este artículo son los siguientes:

Tramitar un permiso zoosanitario de importación en la oficina de Agrocalidad del aeropuerto de llegada, notificar su llegada 72 horas antes de la misma y presentar la siguiente documentación:                                                                             

  • Certificado sanitario de exportación del país de origen, sellado y firmado por la Autoridad oficial.
  • Guía aérea.
  • Carnet de vacunas.
  • Comprobante de pago de una tasa por mascota..

Como ves, en bodega se complica todo un poco más, lo que es un mayor motivo para viajar en cabina.

¿Debería darle algún tranquilizante a mi gato para viajar en avión?

Este es un tema muy controvertido y, la verdad, mi consejo es que no lo hagas a menos que sea absolutamente necesario. Yo si tuve que darle un calmante a mi gato porque se trata de un gato medio callejero, medio salvaje. Es una criatura que está acostumbrada a andar libre y cualquier viaje encerrado en un trasportín o en un vehículo eran una pesadilla.

Sin embargo, si crees que tu gato se puede portar medio bien, no le des nada. La mayoría solo maúllan un poco al principio y luego se callan. Mi gato era un caso especial.

Gatos aerolíneas
Se nota que este artículo es una forma de homenaje a Bao, ¿no?

Y hasta aquí este artículo sobre cómo volar con tu gato en un viaje en avión desde España a Ecuador, contando los pasos que yo tuve que dar para hacerlo realidad. Espero que te haya podido ayudar con mi experiencia previa y que no te sea difícil llevar a cabo esta difícil aventura. No olvidemos que los gatos son territoriales y odian viajar, por lo que hacerlos cambiar de continente debería ser algo muy excepcional. ¡Feliz viaje con tu felino!

>