Saltar al contenido
Quiero ser libre

5 motivos por los que no deberías buscar trabajo de traductor

Trabajo de traductor online

¡Muy buenas! Para hoy tengo un tema un poco controvertido. ¿Quieres trabajar de traductor? Quizá esto te interese. Antes de nada, quiero indicar que si eres un traductor profesional, con estudios y trayectoria este artículo no va dirigido a ti. Más bien, voy a tratar de convencer a aquellas personas que, sin experiencia, ni estudios o títulos se quieren lanzar a buscar trabajo de traductor en las plataformas online de que, simplemente, no lo hagan.

Y es que, con el tema de la tecnología se ha puesto de moda en muchos sitios el tema de trabajar desde casa o en remoto. Esto es algo que yo veo fantástico, sin duda. Y creo que puede hacer feliz a mucha gente (a otra no, también de eso estoy seguro).

Es el caso del empleo de traductor que, por su propia naturaleza, puede ser realizado desde cualquier parte del mundo, el propio hogar incluido. Y aunque trabajar de traductor, vestido en pijama, en la comodidad del salón de tu casa y viendo la lluvia caer desde la ventana puede ser muy tentador, hay una serie de inconvenientes que mucha gente quizá debería saber antes de embarcarse en esta aventura.

Cómo conseguir la libertad financiera.

Mucha competencia

El mundo de la traducción está lleno de gente dispuesta a trabajar exactamente en lo mismo que tú y con tus mismas intenciones. Ten esto en cuenta cuando vayas a tomar la decisión, ya que te puedes encontrar con el problema de no encontrar un mísero trabajo.

Además, como no podría ser de otra forma, existen multitud de profesionales con un gran bagaje y experiencia que siempre van a estar por delante de ti. ¿Cuál es el problema? Pues que la gente que no encuentra trabajo suele hacer lo peor que puede hacer en estos casos: una especie de dumping.

Tarifas bajas

Como consecuencia del punto anterior, se entra en una guerra de precios donde nadie va a quedar beneficiado. ¿El gran problema? Que existe gente dispuesta a trabajar en condiciones de semiesclavitud. O sea, que va a aceptar trabajos (van a poder trabajar, algo que antes no conseguían) a precios ridículos que perjudican al sector. O lo que es lo mismo, van a trabajar por un dinero que no les va a dar para vivir.

Obviamente, si el mercado se acostumbra a pagar barato, hacer traducciones por internet no va a ser una forma lucrativa de ganarse la vida.

Posibilidad de automatización

Aunque esto de los robots no es algo que amenace en exclusiva al sector de la traducción, sino que se está convirtiendo en una cuestión global, el hecho es que la traducción ya tiene la espada de Damocles apuntando sobre su cabeza.

Disciplinas como la traducción automática ya llevan años de desarrollo y, como no podía ser de otra forma, las empresas ya las están utilizando para ahorrar costes. Y aunque aún están muy lejos de poder sustituir completamente a la traducción hecha por humanos, es un asunto que no podemos ignorar.

Las especializaciones

«Y tú, ¿qué especializaciones tienes?»

Esto bien podría ser una parte de una conversación entre dos traductores profesionales. Ambos tendrán unas habilidades especiales que podrán diferenciarlos de la competencia (la dura competencia) que, al fin y al cabo, son los perfiles más demandados por los empleadores.

Dominar el lenguaje jurídico, el médico o el técnico son algunos de los requerimientos más buscados, además de dominar ciertas tecnologías o plataformas. Y todo esto, normalmente, lleva años de estudio y experiencia.

Y tú, ¿qué especializaciones tienes?

No es un ingreso pasivo

Quizá si has llegado motivado por el discurso de una vida perfecta trabajando desde casa también hayas oído hablar de los ingresos pasivos. Pues bien, la traducción no es un ingreso pasivo. Requiere de tu habilidad y tu esfuerzo para ganar dinero y, por su puesto, hay que trabajar constantemente y cubriendo plazos ajustados. Si no dedicas tu tiempo, no ganas dinero, así de simple.

Hay gente que se puede sentir como pez en el agua en este contexto pero estoy seguro de que muchos otros no. Por lo tanto, también deberías tenerlo en cuenta.

Conclusiones si buscas trabajo como traductor

Como he dicho al principio, si eres un traductor con estudios este artículo no va dedicado a ti. Más bien, me dirijo a aquellos que piensan meterse en el mercado sin tener ni formación, ni experiencia, ni haberse informado lo más mínimo.

Si eres de esos, tengo que decirte algo: No pierdas el tiempo buscando trabajo como traductor. Vas a ganar poco dinero y no vas a durar mucho tiempo.

Como casi todo en la vida, lograr algo lleva esfuerzo, inversión y tiempo. Así que, si quieres ser traductor de verdad te recomiendo que te formes en esta bella disciplina profesional con una formación reglada. Podrás cobrar más dinero y llegarás más lejos. Y esto es algo un poco contrario a mi pensamiento en otros ámbitos, en los cuales creo que una carrera universitaria no te va a ayudar mucho. Sin embargo, creo que es algo que sí aplica para ser traductor.

Quizá te interese este otro artículo que escribí sobre ganar dinero por internet.

Comparte este artículo con quien pueda tener interés, déjame tu opinión aquí abajo y suscríbete a mi lista de correo. Un abrazo.

>