Saltar al contenido
Quiero ser libre

8 cosas que no me gustaron de viajar a China

Vacaciones a China

Como no todo puede ser perfecto, cuando se trata de viajar a China no podía ser distinto. Así que he decidido escribir este artículo para contarte aquellas cosas que no me gustaron tanto de mis viajes por China.

No pretende ser una opinión tajante, ya que las cosas cambian con el tiempo. Además, cada viaje es un mundo, y una misma persona puede experimentar cosas opuestas en dos viajes distintos separados en el tiempo.

Lo que sí representa este artículo es una continuación del otro que escribí hace poco sobre las 8 cosas que sí me gustaron de viajar a China.

1 Las distancias son muy largas

Lo que podría ser considerarse una gran ventaja, como el hecho de tener un país grande y con mucha variedad, se puede convertir en un inconveniente. En este caso, consecuencia de esa magnitud, las distancias en China son muy grandes.

Viajar de una punta del país a otra puede requerir jornadas maratonianas, a menos que se haga en avión (y, aún así, son viajes largos). Por ejemplo, en mi viaje de Beijing a Lhasa (Tíbet) el tren necesitó 44 horas para llegar a su destino. Es verdad que los trenes son cómodos, pero tantas horas pueden desesperar a cualquiera.

2 El estrés

Puede ser inevitable, también, sufrir de cierto estrés a la hora de moverte por China. Algunas ciudades son mastodónticas, por lo que moverse por ellas puede ser complicado. Además, el ritmo de vida que hay en algunos lugares es bastante acelerado, transmitiendo estrés en el viajero.

Si añadimos, además, que nos encontramos en un país absolutamente diferente, con personas distintas, con un idioma extraño y donde cada situación puede requerir de nuestras mejores habilidades, es normal que haya momentos en que necesitemos rodearnos de un ambiente más relejado.

Por ello, se hace necesario salir de las urbes y encontrarse con la naturaleza de vez en cuando, aunque sea. En mi caso, los parques de ciudades como Shanghai o Hong Kong resultaron ser un auténtico bálsamo para salir del bullicio y el ruido de la frenética vida urbanita.

3 La comida

¡Qué contradicción! Sí, a mí me encanta la comida china. Y sí, comí mucho tofu. Sin embargo, no todo lo que hay por China puedo comerlo yo, ni mucho menos. Yo, por ejemplo, soy vegano. Es decir, no como carne, ni pescado, ni huevos, ni leche. En definitiva, nada que tenga origen animal. En cambio, en China se come muchísima carne, entre otras cosas…

Y digo esto porque en China se comen muchos tipos de insectos, algo que en occidente sería impensable. Por no hablar del polémico festival de carne de perro de Yulin.

Sí, los sabores de la comida china son maravillosos para mi paladar, sin embargo, no puedo comer casi nada de lo que hay por allí.

IATI seguros de viaje Quiero ser libre

4 Los escupitajos

Este tema es bastante particular y, en cierta forma, difícil de creer. Nadie se podría imaginar que los chinos tienen la costumbre de escupir haciendo bastante ruido y casi en cualquier parte.

Al turista le choca bastante, ya que es algo que no se suele ver en otras culturas, hasta el punto de causarle cierta repugnancia.

Por lo que a mí respecta, no es algo que me vuelva loco o me moleste demasiado, pero tampoco es que me resulte agradable, ni mucho menos.

Quizá haya que entenderlo como algo de índole cultural y no darle mucha más importancia. Además, por lo que entiendo, los jóvenes están perdiendo esta costumbre.

5 Los hombres visten igual

Puede parecer una tontería, pero es cierto. La forma de vestir de muchos hombres resulta muy monótona, con tonos opacos y colores apagados. Y no, no soy un entendido en moda, para nada.

Esto me hace pensar en que se trata una herencia del pasado comunista chino, en el que se usaban uniformes que reflejaban la igualdad de la gente. El uso de colores apagados (marrón oscuro, azul oscuro, gris) ejercía su función de hacer parecer a todas las personas del mismo nivel social. Y con el paso del tiempo la gente se acostumbró a ello.

Sin embargo, a ojos de la sociedad de nuestros días, y desde un prisma exterior, puede dar una sensación extraña verte rodeado de mucha gente que no se distingue fácilmente entre sí.

Booking.com

6 La desigualdad

Si bien mencionaba en el artículo anterior, sobre las 8 cosas que sí me gustaron de viajar a China, que China es un país lleno de contrastes, no está de más decir que la consecuencia de este hecho es la desigualdad.

Para el turista que está de vacaciones disfrutando de su viaje, el contraste ente distintos paisajes, razas o barrios puede resultar visualmente atractivo. Sin embargo, lo que la realidad esconde es la latente desigualdad que se está instaurando entre distintos estamentos de la sociedad.

7 El trato de la gente

Sí, es cierto que este mismo punto está incluido en las cosas positivas del otro artículo. Sin embargo, tampoco quería dejar de mencionar la otra cara de la moneda.

En general, los chinos te van a tratar muy bien. No obstante, ni ellos mismos pueden ignorar lo diferentes que son de los occidentales, lo cual, en lugares en los que no están acostumbrados a nosotros, pueden tener actitudes un poco invasivas.

No es nada serio, nada por lo que preocuparse, pero en algún momento te pueden hacer sentir como si fueras una cosa rara, hasta el punto en que te dicen cosas, te tocan la barba, etc.

Es parte de la aventura.

8 Los dialectos y variedades del chino son muy distintos

Quizá la mayoría de la gente, que no habla ni estudia chino, no pueda entender este punto. Pero yo, como estuve estudiando chino durante un tiempo, pude alcanzar cierto nivel para ciertas comunicaciones básicas, lo cual es muy útil.

El problema viene cuando te encuentras con gente de un país tan grande, lo que da lugar, habitualmente, a formas de hablar muy diferentes, incluyendo acentos, modismos, vocabulario, etc. Esto hace que, aunque domines el putonghua (lengua común, o chino mandarín), no logres entender nada de lo que de diga alguien natural del suroeste de China.

Así que estas han sido las 8 cosas que no me gustaron tanto de China que quería compartir contigo. Si te han gustado o no estás de acuerdo, puede dejarme un comentario. Un saludo.

Resumen
Las ocho cosas que no me gustaron tanto de China
Nombre del artículo
Las ocho cosas que no me gustaron tanto de China
Descripción
En este artículo te cuento 8 cosas que no me gustaron tanto de mis viajes por China. ¿Estás de acuerdo?
>