Saltar al contenido
Quiero ser libre

[GUÍA DE XI’AN] Xian, China: qué ver en la ciudad imperial de los guerreros de terracota

Guia de Xian, China qué ver en la ciudad imperial de los guerreros de terracota

Xi’an, o como también la escriben: Xian, en China, es una ciudad de historia milenaria y brillante pasado. Capital del imperio en la época de la dinastía Han, allá por el 202 antes de Cristo, alberga tesoros como los guerreros de terracota, el ejército del emperador Qin Shi Huang. Sin embargo, su visita no se reduce solo a conocer el impresionante conjunto arqueológico. Así que, vamos a ver algunas de las actividades turísticas que tienes que hacer en Xian cuando viajes y lo que tienes que ver.

Xi’an, nombre y significado

Por su parte, Xi’an, como dato curioso, ha tenido múltiples nombre a lo largo de la historia. Algunos de ellos han sido: Fenghao, Chang’an, Daxing, Fengyuan, Anxi o Jingzhao. Finalmente, adquirió el nombre de Xi’an en el año 1369 d. C., en la época de la dinastía Ming, aunque en el siglo XX se le llamó Xijing durante un lapsus de 13 años.

En cuanto al significado, vendría a traducirse más o menos como «Paz occidental», un significado que, a pesar de los cambios de nombre a lo largo de la historia, a compartido semántica con los diferentes nombres. Por ejemplo, algunos de los nombres históricos querían decir «Paz perpetua» o «Capital de occidente».

Cómo llegar a Xian

Xian se encuentra en el centro de China, aunque un poco escorada al norte. Veamos algunas distancias por carretera desde:

  • Beijing: alrededor de 1100 km.
  • Shanghai: 1380 km.
  • Hong Kong: 1800 km.
  • Lhasa (la capital del Tíbet): 2750 km.
  • Guilin: 1480 km.
  • Chengdu: 743 km.
  • Chongqin: 755 km.
  • Kunming: 1500 km.

Como veis, las distancias en China no son una broma. Si quisieras viajar en vehículo propio por carretera, o bien en bus, el trayecto se te haría muy largo. Por eso, yo te recomiendo dos formas de ir a Xian:

Vuelos a Xian

Llegar a Xian en avión es una opción excelente si tu prioridad es el tiempo. Desde Beijing o Shanghai puedes encontrar vuelos que, dependiendo de tus necesidades, pueden ir desde 100 € a 300 o 400 € (precio de ida y vuelta). Es una opción menos económica, aunque si sabes buscar, puedes encontrar cosas muy baratas. Te recomiendo el mejor buscador del mundo.

Llegar a Xian en tren

Una opción nada desdeñable. De hecho, el tren me parece un gran medio de transporte en China, tanto de cortas como de largas distancias. De hecho, en mi primer viaje a China me recorrí el país usando exclusivamente este medio de transporte (salvo por dos buses puntuales que tomé desde el propio Xi’an y que luego os contaré).

Los trenes en China son un medio de transporte muy interesante, en los que gracias a la comodidad, las distancias se hacen cortas. En este artículo encontrarás más información sobre los trenes en China. En mi caso, llegué a Xian en tren desde Lhasa, en el Tíbet.

Turismo en Xian: qué ver y qué hacer

Como he dicho en la introducción, Xi’an es una de esas ciudades milenarias de la China antigua. De hecho, se convirtió en capital del imperio cuando el fundador de la dinastía Han, Liu Bang, lo hizo en el año 202 a. C. Sin embargo, bajo el nombre de Chang’an, y en un emplazamiento ligeramente diferente, ya había sido capital para distintas dinastías anteriores.

Actualmente, es una gran ciudad de alrededor de 3,5 millones de habitantes (8 millones, contando con la municipalidad), en la que destacan distintos vestigios de su pasado histórico.

Los guerreros de terracota: el famoso ejército de Xian

Guerreros de terracota en Xian, China
Viajar a China a veces acaba en situaciones divertidas como esta

Corría el año 1974 cuando, mientras se llevaban a cabo unos trabajos para abastecimiento de aguas, se hizo un descubrimiento que cambiaría para siempre la suerte de la ciudad de Xi’an y de su entorno. Se trataba del yacimiento de los guerreros de terracota.

Imagina la cara de los descubridores y de los arqueólogos. Encontrar miles y miles de estatuas a tamaño real de soldados de diferentes rangos, acompañados de caballos de guerra, y ataviados con armaduras y armas. Carros de bronce, arqueros… Un auténtico ejército espectral. La realidad es que se trata de más de 8000 figuras que fueron enterradas con el primer emperador de China, Qin Shi Huang, de la dinastía Qin, en los años 210-209 antes de Cristo.

Para visitarlos, el viajero tiene que ir al Mausoleo de Qin Shi Huang, que está a unos 33 km de la ciudad de Xi’an, en dirección este. Sin duda, es una visita obligada, sí o sí. Por supuesto, lo van a disfrutar especialmente aquellas personas a las que les gusta la historia. Puedes reservar un tour desde la propia ciudad de Xi’an o reservarlo por adelantado. Aquí te dejo algunas opciones.

La tumba del emperador Jingdi

Sin duda, la visita turística más infravalorada de Xian. Se trata el Mausoleo del emperador Jingdi, de la dinastía Han (188–141 a. C.), y es el único mausoleo bajo tierra de China. También llamado Mausoleo Han Yang Ling, se divide en dos partes:

  • 50.000 figuras de terracota, de tamaño menos al de los guerreros, que representan eunucos, animales, mujeres o sirvientes.
  • 21 enterramientos (se cree que hay 81), los cuales se pueden ver mientras caminas sobre ellos sobre un suelo de vidrio.

La gran ventaja de este mausoleo es que no tiene tantos visitantes como el de los guerreros de terracota, por lo que tu visita será más agradable.

¿Cómo llegar a la tumba del emperador Jingdi por tu cuenta?

Se encuentra cerca del aeropuerto, por lo que puedes hacer una parada a mitad de camino.

Por otra parte, puedes llegar tomando la línea 2 del metro hacia Shitushuguan station, tomar la salida D y tomar el bus Tour No. 4 y bájate en el terminal.

Otra forma de ir es tomando el bus 5 en el centro de Xianyang City y bajarse en Hanyangling Station.

Recorrer en bicicleta la muralla de Xian

Sin duda una de las cosas que más disfruté en mi estancia en la ciudad imperial de Xi’an fue recorrer la muralla de la ciudad antigua en bicicleta. Y es que, mientras pedaleas te vas sumergiendo en la historia de China, al tiempo que divisas el hermoso contraste entre las edificaciones antiguas y las modernas. Una forma diferente de hacer turismo que, sin duda, recomiendo. Lo repetiría con los ojos cerrados.

La muralla de Xi’an es la mejor conservada de China de las que defendían una ciudad. Fue construida durante la dinastía Ming, entre el 1374 y el 1375, y es un caso de estudio de las tácticas militares antiguas. Mide 14 km de largo, 12 de alto, y entre 15 y 18 de ancho.

Recorriendo la muralla de Xian en bicicleta
Recorriendo la muralla de Xian en bicicleta, tan feliz

Para pedalear por la muralla de Xian puedes hacer dos cosas:

  • Ir por tu cuenta: De esta forma, te acercas a algún acceso de entrada a la muralla y alquilas alguna bicicleta allí mismo.
  • Mediante un tour guiado: Con guías que te cuentan toda la historia de la muralla, por qué se construyó, los enemigos de la ciudad de Xian y mucho más. También te pueden recoger desde tu hotel. Eso sí, el guía hace la visita en inglés. Aquí te dejo este tour:

Recorrer andando la muralla de Xi’an

Otra opción es, simplemente, recorrerla a pie. Si lo tuyo no es montar en bicicleta, a buen seguro que disfrutarás esta opción. Además, puedes contratar un tour con guía en inglés:

Cerca de la muralla también suele haber mercados callejeros muy interesantes. En uno de ellos, y como estaba estudiando chino en aquella época, compré material de caligrafía para escribir caracteres chinos con pinceles. Los tenderos, muy simpáticos.

La pagoda del Ganso Salvaje

Las pagodas son un elemento arquitectónico muy popular en China, subir por su interior es una experiencia agradable en la que vas viendo el paisaje exterior desde distintas alturas. En este caso, además, nos encontramos con una de las pagodas budistas más famosas de China.

Ubicada al sur de la ciudad, se construyó durante la dinastía Tang, en el año 648, con el objeto de albergar los textos budistas que trajo el monje Xuanzang de la India. Sin embargo, fue más allá y se convirtió en el centro de traducciones de textos budistas más importante de la época.

Pero no todo fueron buenas noticias. La pagoda del Ganso Savaje (Wild Goose Pagoda, en inglés) tuvo que enfrentarse a muchas adversidades: derrumbamientos, reconstrucciones, guerras… Toda una serie de acontecimientos que aumentaron y redujeron su número de plantas hasta llegar a las siete de la actualidad.

Para disfrutar de su ascensión, hay unas escaleras de madera, y en su emplazamiento se encuentra el Templo de la gracia maternal (Da Ci’en), que se levantó en el año 589 d. C. y se reconstruyó en el 647. Por supuesto, puedes visitarlo con guías que te contarán toda la maravillosa historia que les rodea.

La comida callejera y el barrio musulmán

Aunque la etnia Han es la más dominante en la ciudad de Xian, con más del 99 % de la población, hay lugares donde se dan otras culturas. Tal es el caso de la musulmana, de la que se dice que hay alrededor de 50.000 personas. Y una consecuencia de ello es la existencia del barrio musulmán.

En él, podrás disfrutar de innumerables locales de comida donde encontrarás casi de todo. Es una zona muy atractiva para los turistas, especialmente de noche.

Además, al margen del barrio musulmán, la comida callejera es una de las señas de identidad de la capital de Shaanxi, y es algo que no te puedes perder por nada del mundo.

Si te decides a visitar el barrio musulmán tampoco te puedes perder la mezquita de Xi’an (Xian Mosque, en inglés).

Presenciar un espectáculo musical de la dinastía Tang con cena incluida

Porque no todo tiene que consistir en comer en la calle y en los lugares más habituales. ¿No te gustaría presenciar un gran espectáculo del esplendor de la dinastía Tang en un gran teatro con una cena de dumplings y recogidas de hotel incluidas? Una forma diferente de hacer turismo que en China es muy popular, además de la ópera china.

La Torre de la campana

Torre de la campana o Bell Tower en Xian
El Xi’an nocturno es un espectáculo de luces, especialmente la Bell Tower

Por supuesto, no te puedes ir de Xi’an si haber visitado la torre de la campana (o Bell Tower). De hecho, si te encuentras por el centro es casi imposible no llegar a verla. Se encuentra en mitad de una rotonda, en esta ubicación de la ciudad, en el centro, y rodeada de comercios.

Contruida en 1384, durante la dinastía Ming, es uno de los mejores monumentos de China. Su función era doble, actuar como torre de vigilancia al tiempo que tocaban las campanas para avisar del inicio del día y apertura de puertas de la ciudad.

La torre del Tambor

Ubicada muy cerca de la torre de la Campana, la torre del Tambor también atesora una gran belleza y también fue construida durante la dinastía Ming, en 1380. Su función era inversa a la anterior, avisando al atardecer de la hora de cerrada de puertas.

Tip: Te recomiendo visitar ambas torres tanto de día como de noche, ya que el contraste con las luces es espectacular.

Tours guiados por Xian

No te olvides de que puedes visitar todo esto y mucho más a través de tours guiados, incluso en español, que te ayudarán a sacar provecho al máximo de tu visita a esta gran ciudad china.

Qué ver fuera de Xi’an

Como te puedes imaginar, no todo lo que se puede hacer en Xian está dentro de la ciudad o sus alrededores más cercanos. China es una caja de sorpresas de dimensiones gigantes que alberga lugares de interés de todo tipo en todas partes. Y Xian no es una excepción. Así que, te voy a hablar de un par de lugares que deberías tener en cuenta en tu visita a Xian.

Visita a la montaña sagrada taoista de Huashan

Situada a 120 km al este de Xian, Huashan, cuya traducción es «Monte del esplendor», es una de las cinco montañas sagradas del taoismo, siendo la más occidental de todas. Se cuenta que desde el siglo II d. C. había un templo taoista en la cima.

De gran valor paisajístico, místico y turístico, ofrece templos taoístas y caminos para llegar a su cima (2160 msnm). Para subir a cierta zona, tienes que ir en bus y, desde allí, puedes acceder a la cima caminando por peldaños empinados o por teleféricos. En mi caso, por supuesto, subí por los peldaños y fue una experiencia increíble.

La montaña sagrada de Huashan supone un gran atractivo al turista, ya que puede vivir una experiencia única de la China auténtica. En este lugar, yo no coincidí con ningún turista occidental, sino con muchos visitantes chinos. Esto hizo de la experiencia algo único y cargado de anécdotas. El único occidental que vi era un joven estadounidense que estudiaba artes marciales (kung fu) en un templo taoísta de la zona.

¿Cómo llegar a Huashan?

Este es uno de los casos en que viajé en bus en China (el otro fue para ir a Guilin desde Xian). Desde el terminal de bus, tienes que tomar un bus que vaya al pueblo de Huashan (recuerdo que llegué solo al pueblo, todos los demás pasajeros se bajaron antes). Desde ahí, debes buscar hospedaje, ya que tarda unas horas el viaje, madrugar y tomar otro bus que te lleve a la entrada de la montaña sagrada de Huashan, donde deberás pagar y tomar un bus a la cima. Esta experiencia me trajo otro montón de anécdotas, a lo que contribuyeron mis limitados conocimientos de la lengua local.

Otra opción más sencilla: contratar un tour guiado en español a Huashan. Aquí te dejo uno:

El templo Famen, el mausoleo Qianling y la aldea Yuanjiacun

Otra sensacional opción para pasar el tiempo en la zona de Xian y Shaanxi es visitar tanto el templo Famen como la aldea Yuanjiacun o el mausoleo Qianling.

A medida que uno descubre el país de los dragones y el kung fu se da cuenta de que hay tantos rincones llenos de magia que casi no acabaría nunca uno de visitarlos. Y este es el caso de estos enclaves.

Sin duda, os animo a visitarlos, lo que hará de vuestra experiencia en China algo más único, auténtico y original.

Ruta de la seda desde Xian a Kashgar de 8 días

Por último, te quiero hablar de la ruta de la seda. ¿Te imaginas hacer un tour de 8 días por la china occidental recorriendo los puntos más emblemáticos de la ruta de la seda? Suena tentador, ¿verdad? En este viaje te llevan desde Xian hasta casi la frontera con Kirguistán y Tayiquistán, en Kashgar, mítica ciudad de la ruta de la seda. Por el camino, visitarás las ciudades de Xian, Dunhuang, Turfán y Urumchi, con varios vuelos de por medio. Por supuesto, antes de salir de Xian te llevarán a ver la ciudad y los guerreros de Terracota. Un viaje soñado, ¿no lo crees? Si tienes tiempo, intenta hacerlo, ya sea por tu cuenta o con este tour.

Hoteles en Xian. Alojamiento y dónde dormir

Ahora quiero mostrarte un mapa con las opciones que tienes para dormir en Xian. Puedes ver los precios de los hoteles en Xi’an y otros alojamientos y moverte a través del mapa o ampliarlo a tu voluntad.

Booking.com

Seguro de viajes a China

Y antes de despedirme, quiero recomendarte el seguro de viajes de IATI. Si lo contratas con este enlace, además de ayudar a este blog lograrás un 5 % de descuento. Te recomiendo no viajar nunca sin seguro, lo contrates desde aquí o no.

Y nada más. Espero que te haya gustado esta guía de Xian que te he preparado con todo el cariño. Espero que disfrutes de tu viaje a Xian, ya que es una de las ciudades que más me gustó en mi viaje a China y una de las menos conocidas del gigante asiático. No olvides adentrarte y perderte en su muralla, sus locales de comida callejera y su ambiente, ya que la experiencia merece la pena. Otra forma de conocer China.

Así que, si has llegado hasta aquí quizá te interese suscribirte a mi lista de correo para recibir artículos gratuitos como este. Además, puedes dejarme un comentario aquí abajo sobre esta bella ciudad o lo que quieras. Por supuesto, te invito a seguirme en mis redes sociales y a compartir el artículo para que llegue a mucha gente.

Y aquí me despido. Gracias por tu tiempo y un abrazo.

Resumen
[GUÍA DE XI'AN] Xian, China: qué ver en la ciudad imperial de los guerreros de terracota, el famoso ejército de Xian
Nombre del artículo
[GUÍA DE XI'AN] Xian, China: qué ver en la ciudad imperial de los guerreros de terracota, el famoso ejército de Xian
Descripción
Con esta GUÍA conoce la ciudad imperial de Xian, su muralla, sus guerreros de terracota, su comida callejera, mausoleos, montaña sagrada... ¡No te la pierdas!
>