Saltar al contenido
Quiero ser libre

Tour de la Gran Muralla China tipo trekking en el tramo de Jinshanling

Tour Gran Muralla China Jinshanling

Conoce la Gran Muralla China a través del tramo de Jinshanling. Un tour de un día que te llevará a una visión diferente de esta maravilla del mundo. Disfruta de una caminata sobre este monumento, con subidas y bajadas a modo de trekking y fúndete con la naturaleza de la zona. Te cuento mi experiencia.

Recuerda que tienes más guías sobre viajar a China.

Los tres tramos de la Gran Muralla china

Visitar la Gran Muralla China es algo que todo el mundo debería hacer al menos una vez en su vida. Sin embargo, no existe una sola forma de ver esta maravilla del mundo. Por lo general, existen tres tramos distintos abiertos al público, los cuales presentan diferencias sustanciales entre ellos:

  • El de Badaling.
  • El de Mutianyu.
  • El de Jinshanling.

El tramo de Jinshanling de la Gran Muralla China

Como te he dicho al principio, en este artículo te voy a hablar sobre la visita al tramo de Jinshanling, que es el menos visitado de los tres y que se caracteriza por ser más parecido a una actividad de trekking que a una visita pasiva, aunque es bastante suave.

En general, los otros dos están un poco masificados en exceso para cierto tipo de personas, por lo que el tramo de Jinshanling se vuelve mucho más interesante para ellos.

Podemos afirmar que el tramo de Badaling es el más típico, siendo el más masificado y el que ha sido más restaurado de los tres.

El tramo de Mutianyu, por su parte, es una opción algo más habitual para los que no quieren ir a Badaling, pero también se pueden formar grandes colas a la entrada.

El tramo de Jinshanling, por su parte, es el que menos personas aglomera con mucha diferencia. Si esto es lo que buscas, Jinshanling es para ti. No obstante, tienes que tener en cuenta que la muralla de esta parte no ha sido tan restaurada como las otras dos, presentando tramos bastante deteriorados en algunas partes. Además, lo más habitual es que la visita de Jinshanling consista en una caminata con tramos ascendentes y descendentes en los que recorres unos kilómetros.

Por ello, podemos decir que esta actividad turística es para ti si:

  • Quieres conocer la Gran Muralla China pero no buscas la típica visita que hace todo el mundo.
  • Quieres ver algo más auténtico.
  • Prefieres encontrar poca o muy poca gente en tu visita.
  • Te gusta moverte y caminar un rato no te supone un problema.
  • Tampoco te importa que la muralla no sea perfecta.
  • Buscas la mejor foto de la Gran Muralla China.

En cambio, no te recomiendo esta actividad si:

  • Buscas la foto más típica de la Gran Muralla China.
  • No te gusta moverte mucho o no puedes aguantar una caminata de varios kilómetros.
  • Prefieres no salir de los itinerarios más habituales.
Gran Muralla china senderismo Jinshanliang
Visitar la Gran Muralla China también tiene sus momentos divertidos

Tour de la Gran Muralla China del tramo de Jinshanling

Dependiendo del tour que elijas, te recogerán en tu hotel o no. La mayoría de tours hacia Jinshanling ofrecen unos puntos de recogida de la ciudad a los que hay que desplazarse. Lo que es seguro es que tendrás que levantarte temprano, ya que se suele partir entre las 6 y las 7 de la mañana.

A partir de ahí son unas 2 horas y media por carretera hasta llegar al punto de partida. La distancia entre Beijing y Jinshanling es de unos 140 kilómetros, de ahí el tiempo necesario.

Una vez dentro de la Gran Muralla, el recorrido te llevará desde Simatai a Gubeikou, para el que contarás con unas 3 horas. También tienes un guía, pero la realidad es que la gracia de este tour es hacerlo un poco a tu aire.

Así, puedes hacerlo rápido y acabar antes o ir a un ritmo tranquilo y disfrutar del paisaje. Tú decides.

Al final, sales de la muralla por una salida, bajas la colina y llegas a un punto donde te llevarán a comer antes de traerte de vuelta a Beijing.

Mi opinión del tour de Jinshanling para visitar la Gran Muralla China

Merece mucho la pena. Visitar la Gran Muralla China es algo que todo viajero empedernido debería hacer alguna vez. Y, en mi opinión, el tramo de Jinshanling te ofrece muchísimo para ser el tramo menos conocido.

  1. Imagina recorrer la Gran Muralla «casi» solo. Y te digo esto porque yo recuerdo muchos tramos que hice de esta visita en los que yo, yendo a mi ritmo, tuve momentos en los que no tenía a nadie cerca. La verdad es que esa sensación es increíble.
  2. Te harás unas fotos increíbles. ¿Has visto fotos de tramos de Badaling? Hay algunas de ellas en las que no hay posibilidad de no estar rodeado de gente. Y consecuencia de ello es que no vas a tener fácil tener una de esas fotos impresionantes en las que sales tú solo con todo el esplendor de la muralla como única compañera. Por ejemplo, observa la imagen principal de este artículo.
  3. Disfrutarás del tramo abierto al público más auténtico y mejor conservado. Aunque es cierto que Badaling y Mutianyu ofrecen un aspecto aún mejor, no es menos verdad que han sido ampliamente restaurados. Y, aunque Jinshanling también mejora cada día, lo cierto es que vas a encontrar un tramo que se conservó mejor de forma natural, por lo que sientes más su autenticidad.
  4. Tienes libertad: Puedes recorrer a tu aire el recorrido, con lo que te puedes parar un rato donde más te guste o acelerar en otros tramos más «aburridos».

Consejos para visitar la Gran Muralla China en Jinshanling

  • No necesitas estar en forma, solo tener predisposición a caminar unas 3 horas.
  • Unas gafas de sol te vendrán muy bien, sobre todo si es un día soleado.
  • Depende de la época del año, tal vez te venga bien también algo de crema solar protectora.
  • Procura llevar calzado cómodo para hacer senderismo o caminar durante 3 horas. Nada de zapatos de vestir o tacones.
  • Nunca viajes sin seguro. Nunca lo hagas. Si te interesa, puedes contratar el de IATI con 5 % de descuento por ser mi lector. Tan solo tienes que pinchar en el enlace y contratarlo, nada más.

No está permitido en la Gran Muralla China

  • No se puede fumar.
  • Tampoco podrás llevar a tus mascotas contigo.

En general, tener ante tus ojos la Gran Muralla China puede resultar por momentos «extraño». No es una sensación parecida a ver otras maravillas del mundo. Por ejemplo, cuando tienes Machu Picchu ante ti por primera vez lo puedes contemplar al completo en todo su esplendor. No es el caso de la Gran Muralla, la cual solo es perceptible en una infinitésima parte por el ojo humano. La experiencia de la muralla se vive recorriendo sus tramos, contemplando cómo serpentea a lo lejos en las cimas de las colinas del horizonte y conectando con su historia.

Así que, sea cual sea el tramo que elijas para visitarla, espero que la disfrutes mucho.

Y si lo necesitas, puedes buscar alojamiento en Beijing desde este mapa interactivo. Puedes hacer zoom, arrastrarlo o pinchar en los alojamientos que te gusten:

Booking.com

Si te ha sido útil este artículo déjame un comentario aquí abajo. Por otra parte, quizá te interese inscribirte en mi lista de correo y recibir contenido como este. Un saludo y buen viaje.

>