Saltar al contenido
Quiero ser libre

Vivir en Tailandia: mis 30 días en Khao San Road, Bangkok

Vivir en Tailandia 30 días en Khao San Road Bangkok

En este artículo quiero contarte la experiencia que he vivido al quedarme 30 días en Khao San Road, en la ciudad de Bangkok. Todo ello, como una prueba de lo que sería vivir en Tailandia en una zona turística. ¿Te interesa? Pues quédate conmigo.

Vivir en Khao San Road, Bangkok

Aunque bien es cierto que Khao San Road no es, con toda seguridad, la mejor zona para irte a vivir a Tailandia, dependiendo del plan que lleves puede ser una experiencia positiva. Eso sí, debes saber dónde te metes.

Khao San Road no es un sitio para relajarse, ni tampoco para rodearse del mayor lujo o de la imagen de una Tailandia paradisíaca. Más bien al contrario. La zona está llena de turistas ruidosos, rodeada de bares y discotecas con música a un volumen insufrible y con calles tirando a sucias y mucha basura.

Dicho así, no parece el paraíso, no. Sin embargo, Khao San tiene también cosas buenas. Podemos hablar de un sinfín de lugares para comer con precios muy asequibles y de gran calidad. Podemos mencionar, entretenimiento a raudales para un tipo de público joven, mochilero y con ganas de pasárselo bien. También se puede decir que es un barrio que se encuentra a un paso de los grandes monumentos de Bangkok, como por ejemplo, el Grand Palace, el Templo del Buda de Esmeralda, el templo del Buda Reclinado (Wat Pho) o el misterioso Wat Arun, o Templo del Amanecer. También, y no es para tomarlo a broma, se encuentra junto al río Chao Phraya, lo que supone una gran ventaja para el transporte por la ciudad.

En mi caso, lo que buscaba era un lugar barato, con muchas opciones para comer y que me permitiera trabajar. Lo de la fiesta y el alcohol no estaban en mi plan. Más bien, litros de agua de coco y maracuyá.

No te hospedes en Khao San Road

La regla número uno es clara: no busques hotel en la misma calle de Khao San, ya que te volverás loco. Lo que te aconsejo es que tu alojamiento esté fuera de la zona ruidosa. ¿Qué hice yo? Me hospedé en el Amarin Inn. La verdad es que el hotel no es gran cosa, sin embargo, me ofrecían una habitación con escritorio para trabajar a un precio bastante económico por un mes.

Y ese es el truco. Si quieres estar un mes debes reservar un mes completo en un alojamiento, ya que es la única manera de lograr grandes descuentos. Además, el hotel se encuentra muy cerca de un parque junto al río, el cual disfruté enormemente después de largas jornadas de trabajo frente al computador. De todas formas, puedes encontrar hoteles mucho mejores que ese si quieres gastar más. Pero respeta eso: no te alojes en la misma calle de la fiesta.

Si tu caso es el de alguien que quiere ir a Khao San Road solamente a divertirse, quizá no te importe hospedarte en la misma calle, con música ensordecedora y un ambiente insufrible para descansar. Sinceramente, ni en estos casos lo recomiendo. Y es que, para divertirse también hay que descansar, ¿no?

De cualquier forma, aquí te dejo un mapa interactivo con alojamientos de la zona.

Booking.com

Comer en Khao San Road

Probablemente, lo mejor de estar hospedado en la zona es la comida. O mejor, las opciones de comida. Y es que hay tanto donde elegir que te vuelves un poco loco. Hay tantas opciones y tan baratas que te vuelves exigente y a veces ya no sabes ni dónde ir.

Eso sí, una vez más, no recomiendo ir a comer a la misma calle de Khao San, sino a los alrededores. En la calle puede ser más caro, ruidoso y no se disfruta tanto. En cambio, si rebuscas por la zona puedes encontrar auténticas joyas: un restaurante nepalí, otro indio, varios vegetarianos, comida tailandesa, etc. No obstante, los puestos callejeros de Khao San Road te hacen un pad thai tan barato que es difícil resistirse.

Mucha gente te dirá que la comida de Khao San Road no es auténtica. Yo te digo que todo es caminar y buscar. Lo que es seguro es que es más barata que en Silom Road.

Seguro de viajes barato
No viajes sin seguro: contrata con IATI con 5 % de descuento por ser mi lector

El transporte desde Khao San Road

Para moverte a otras zonas de la ciudad no vas a tener problemas. Aparte de los taxis y tuk tuks que vas a encontrar por todas partes, tienes líneas de bus que te llevan a cualquier parte. En mi caso, lo que más usé fueron los barcos del río Chao Phraya. No sé si por venir de una ciudad sin río o por otra cosa, pero vivir la experiencia de usar barcos como si fueran buses fue genial para mí. Además, son eficientes, rápidos y baratos. Los recomiendo.

Por otra parte, si lo que necesitas es ir o llegar desde el aeropuerto a Khao San Road u otra parte de Bangkok te recomiendo esta entrada que escribí sobre ello.

Costo de vida en Bangkok

Si queremos calcular cuánto nos costaría vivir en Tailandia, en concreto, en Bangkok, debemos tener en cuenta el barrio. Como he dicho no es lo mismo vivir en Silom Road que en la zona de Khao San Road. En mi caso, una vez conocida la zona, estoy seguro de que podría conseguir alojamientos por 200 € al mes buscando lo suficiente (o algo aproximado).

Si luego tenemos en cuenta la comida, podemos llegar a la conclusión de que vivir en Tailandia es bastante barato. Por ejemplo, por 3 o 4 € podemos comer bastante bien en la zona de Khao San (yo a veces comía por 1 €). Pongamos 4 € por comida y supongamos que el hotel incluye el desayuno gratuito. Entonces, tenemos que contar 4 € de almuerzo y 4 € de cena = 8 € al día x 30 días = 240 € al mes por comer. Y estamos hablando de comer fuera, sin tener que cocinar. Pues ya podemos contar 440 € al mes en alojamiento y comida. Eso sí, quiero recalcar que, si quieres, puedes gastarte 20 € en comer si vas a sitios caros. Todo depende de ti.

Lo demás ya son extras que nos queramos permitir: 1 hora de masaje tailandés cuesta entre 6 y 9 €, tomar buses o barcos cuesta entre 0,2 y 0,5 €, los taxis suelen rondar los 3 € (depende mucho del destino), 5 litros de agua 1,15 €, etc.

Como vemos, vivir en Tailandia es bastante asequible desde el punto de vista económico.

Mi paso por Silom Road estudiando cocina tailandesa

Después de un tiempo de vivir en Khao San Road, empecé a valorar la posibilidad de estudiar cocina tailandesa. Así que, lo que hice fue inscribirme en unos cursos de una escuela de cocina durante varios días. Lo malo es que estaba lejos de mi hotel para ir todos los días, por lo que no me quedó más remedio que buscar alojamiento en Silom Road. Y lo encontré en el hotel Just Beds, un hotel bastante recomendable por precio y ubicación. La verdad es que no pude encontrar nada mejor a un precio tan barato por esa zona, y la experiencia fue muy buena.

Las clases de cocina, por su parte, fueron geniales. Es algo que te recomiendo mucho si te gusta la comida tailandesa y tienes tiempo de hacer, aunque sea, un día de clases. Si quieres reservar una clase de cocina thai puedes hacerlo desde aquí. Las profesoras son muy divertidas, y lo mejor es que luego te comes… ¡5 platos!

Conclusiones de vivir en Bangkok durante un mes

Vivir en Bangkok no es la experiencia típica que se tiene de lo que es viajar a Tailandia. No hay playas paradisíacas en la ciudad, ni tampoco cascadas o naturaleza espectacular (aunque SÍ están a unas horas en bus). Más bien es como vivir en una gran ciudad, con sus cosas buenas y malas. En Bangkok tienes de todo, restaurantes maravillosos, templos impresionantes, un clima fantástico y gente de todo el mundo.

Por el contrario, también tienes una polución bastante alta, un tráfico congestionado y un ritmo de vida rápido.

No obstante, el clima, la variedad y disponibilidad de lo que quieras, los precios tan baratos o el ambiente turístico pueden hacer de Bangkok un buen sitio para vivir. Eso sí, yo te recomiendo que lo hagas cerca de espacios naturales, como parques o ríos (y cuanto más grandes mejor), porque no hay que olvidar que Bangkok, por mucho que esté en Tailandia, no deja de ser una gran ciudad.

Y si has llegado hasta aquí te invito a que me dejes un comentario, me sigas en mis redes, compartas el artículo y te unas a mi lista de correo para recibir artículos como este y sobre nomadismo digital. ¡Un abrazo!

>