Saltar al contenido
Quiero ser libre

Cómo invertir a largo plazo en bolsa

Cómo invertir en bolsa a largo plazo partiendo de cero

Invertir a largo plazo en bolsa partiendo desde cero puede ser una de las decisiones más acertadas que tomes en tu vida. Sin embargo, cuando se empieza en este mundillo o, directamente, no se tiene ninguna formación en inversión en bolsa, se suele tener bastante aversión a hacerlo por desconocimiento o por miedo a perder el dinero. Y aunque no es algo que se aprende en dos días, en este artículo me he propuesto que pierdas el miedo a invertir en bolsa a largo plazo para encaminarte a la libertad financiera.

Aprende en qué acciones invertir a largo plazo en bolsa

Para quitarte el miedo a invertir o, simplemente, despejar tus dudas sobre qué activos financieros son los más adecuados para salvaguardar y aumentar tu patrimonio, vamos a ver algunos aspectos que deberías tener en cuenta.

Los índices no suben siempre

Hay mucha gente que suele recomendar invertir en el índice S&P 500, que engloba las 500 empresas más importantes de los Estados Unidos. El motivo es algo así como «si no sabes de bolsa, lo mejor es que inviertas en el índice de USA, que siempre sube». Sin embargo, esta opción me parece la menos interesante de todas las posibilidades de inversión que hay ahí fuera.

Uno de los motivos por los que pienso esto es porque el retorno de inversión del índice de los Estados Unidos es bastante «normalito». Y el otro motivo que considero importante para descartar invertir en el S&P 500 es porque la bolsa no sube siempre.

Sí, es cierto que, hasta ahora, el índice estadounidense ha sido insaciable, pero no es descartable una recesión como la que ha vivido Japón desde el año 1990 hasta el 2013. Una caída continua de casi 25 años.

Con esto quiero decir que, si vas a invertir a largo plazo, no lo hagas en índices y sí en empresas seleccionadas de forma manual.

Invierte en crecimiento

La premisa es clara: invierte en empresas que crezcan, con grandes fundamentales a largo plazo. Para ello, nos podemos fijar en los siguientes requisitos:

  • Sobre todo, que su modelo de negocio sea bueno y no se vaya a quedar obsoleto.
  • Que sus ventas sean cada vez mayores, año tras año.
  • Que sus beneficios también lo sean.
  • Un dividendo que sea cada vez mayor de forma consecutiva anualmente.
  • Que use un porcentaje relativamente bajo de sus beneficios para pagar el dividendo. Esto le da un margen de seguridad ante las crisis.
  • Que tenga baja deuda.
  • Que tenga cierta exclusividad de mercado es un plus, sin duda.

Si te das cuente, ¿por qué no va a seguir creciendo una empresa que tiene números fantásticos? Es cierto que las recesiones le pueden afectar, pero con una estructura tan sólida las pasará y, casi con toda seguridad, saldrá más reforzada.

El poder de los dividendos que crecen

A la hora de elegir en qué acciones invertir, hay muchos inversores que huyen de los dividendos porque piensan que si una empresa los reparte es porque tiene ya poco poder de crecimiento. En mi opinión, esto solo podría aplicarse (según el caso) a empresas que reparten un dividendo muy alto.

Por contra, empresas con gran crecimiento por delante, normalmente, van a repartir un dividendo moderado mientras usan otra buena parte de sus beneficios para abrir nuevos mercados y seguir creciendo en el futuro. Podemos decir que el crecimiento trae más crecimiento.

Pero no se queda ahí la cosa. Si lo que quieres es aprender a invertir a largo plazo en bolsa, yo elegiría empresas que no solo crezcan, sino que el dividendo que repartan crezca cada año de manera consecutiva.

Las empresas que crecen están bien; que te recompensen con un dividendo, también; pero, sin duda, yo prefiero las que crecen y, al mismo tiempo, te aumentan el dividendo cada año. ¿No te parece toda una declaración de intenciones de la empresa? Las empresas que hacen esto, te están transmitiendo la idea de que van sobradas, tanto para crecer como para recompensar a sus accionistas. Elije estas y tu patrimonio crecerá a largo plazo mientras reinviertes los dividendos y te aprovechas del interés compuesto.

Diversifica en sectores y protégete de las crisis

En un momento dado, sobre todo cuando tu capital es grande, podrías plantearte la posibilidad de diversificar invirtiendo en otros activos para protegerte contra las recesiones. Los activos más utilizados para esto son los bonos y el oro. Sin embargo, en líneas generales, a mí no me gustan.

Sí, tu cartera puede fluctuar más cuando inviertes en acciones, pero, a largo plazo, los resultados barrerán los del oro o los de los bonos. Para mí, invertir en oro solo supone una diversificación, además de aprovechar ciertos movimientos del mercado. Es decir, tiene su utilidad. Pero… ¿para invertir a largo plazo? No.

Si lo que quieres es perder el miedo a la inversión, lo que deberías hacer es diversificar en sectores e industrias. ¿Por qué te puede proteger esto? Porque, simplemente, cada crisis azota con más fuerza a un sector en concreto, mientras que los demás no se ven tan afectados, teniendo una recuperación más rápida. Por ejemplo: en la burbuja .com el sector peor parado fue el tecnológico, en el 2008, el financiero, en la crisis del coronavirus, el turístico, etc. En cambio, otros sectores no bajaron o, incluso, se vieron beneficiados.

Por todo esto, insisto: diversifica en sectores. Elige las mejores empresas de cada sector y ve creciendo con ellas a lo largo del tiempo. Al final, tus resultados serán mejores que si inviertes en otros activos o dejas tu dinero en el banco, perdiendo poder adquisitivo año tras año por el efecto de la inflación.

Conclusión sobre cómo invertir a largo plazo en bolsa

¿No te ha quedado claro cuáles son los mejores valores para invertir a largo plazo? Te lo resumo. Es muy fácil.

  • Invierte en acciones y evita los índices, los bonos o el oro (a largo plazo).
  • Elige acciones con grandes números de crecimiento.
  • Incluye los dividendos crecientes como requisito imprescindible.
  • Diversifica en sectores.

Como ves, no tiene mucha historia. Lo más difícil es realizarlo, porque el plan está claro. Si lo haces así, disfrutarás de ver cómo crece tu portafolio y serán pocas veces las que necesites vender una acción. Así que, no lo dudes más y haz algo con tu dinero. No olvides que en el banco está perdiendo valor cada año que pasa por la inflación. Un abrazo.

>