Saltar al contenido
Quiero ser libre

¿Qué tipos de billeteras de bitcoin y criptos existen?

Tipos de billeteras de bitcoin
¿Qué tipos de billeteras de bitcoin y criptos existen?

ESCUCHAR EL POCAST: En el episodio de hoy del podcast hablaremos sobre los distintos tipos de billeteras de bitcoin y criptomonedas que existen en el mercado, sus distintas características y los diferentes niveles de seguridad que tienen. Al acabar el podcast podrás elegir aquel tipo de monedero o wallet de bitcoin que más encaje con tu estrategia, presupuesto o necesidades. Puedes leer el artículo completo en:

https://quieroserlibre.com/tipos-de-billeteras-de-bitcoin/

Suscríbete al podcast de Quiero ser libre, un pocast que trata sobre viajes, inversiones, libertad financiera y negocios online.

Uno de los momentos cruciales a la hora de adentrarse de lleno en el criptoespacio viene cuando nos preguntamos: «Vale, pero ¿ahora dónde guardo mis criptos?». Esa es una buena pregunta que voy a tratar de responderte en este artículo, en el que te voy a exponer qué tipos de billeteras de bitcoin y criptos existen para que tengas más claro dónde guardar tus criptos y puedas respirar tranquilamente por las noches sabiendo que tus fondos están seguros y a buen recaudo.

Para ejemplos prácticos de billeteras, te recomiendo leer cuáles son las mejores wallet para criptomonedas.
También te puede interesar: Qué es bitcoin y cómo funciona.

Tipos de billeteras de bitcoin y criptos

Vamos a ver los tipos de billeteras de bitcoin que existen y así logres comprender mejor los métodos de custodia y puedas acabar eligiendo cuál es la forma más adecuada para ti. Para ello, vamos a empezar por el nivel de seguridad más bajo y vamos a ir aumentando poco a poco.

Custodia mediante exchanges

Por lo general, realizamos nuestra primera compra de criptos en algún exchange o casa de cambio, lo cual significa que las monedas que acabamos de comprar se almacenan en un monedero de forma automática. A este monedero tenemos acceso desde el propio exchange de la compra, con lo que el proceso es sencillo y no tenemos que preocuparnos demasiado, al menos aparentemente.

Todo esto podría ser genial si no surgiera un problema muy importante: mientras tus monedas estén en el monedero del exchange, no son tus monedas. Así, tal cual, ¿cómo se te queda el cuerpo? Así, podemos afirmar que si dejas que sea el exchange el que almacene tus monedas, le estás cediendo la custodia de las mismas, con los subsecuentes problemas.

Podemos citar algunos: el exchange cierra y se queda tus fondos sin que puedas hacer nada, se produce un hackeo en el que se ven afectadas tus monedas, te bloquean la retirada de tus fondos hasta que les des todos los datos que te pidan…

En resumen, almacenar tus criptomonedas en un exchange puede ser una solución sencilla, sobre todo al principio, pero lo que está claro es que es, seguramente, una de las formas más inseguras que puedes utilizar para almacenar tus criptos, por lo que no te la recomiendo para nada.

Un exchange tiene la función de servir de casa de cambio o lugar en el que comprar o vender criptos, pero no es buen lugar para guardarlas, y cuanto antes te metas esto en la cabeza mucho mejor para ti (y tu dinero).

Sobre todo recuerda la frase más popular dentro del mundillo bitcoin: «Not your keys, not your crypto«. Traducción: Si no tienes las claves, las criptos no son tuyas.

Monederos de software

El siguiente paso natural que suele dar todo aquel que se adentra en el mundo del bitcoin y las criptomonedas es el de buscarse una forma más segura de almacenar su capital que la de tenerlo bajo custodia de un exchange.

Es aquí donde entran en juego otro tipo de billeteras de bitcoin, los monederos de software, los cuales son una forma sencilla de almacenar criptos pero mucho más segura que la de tenerlo en un exchange.

Los monederos de sofware son programas para almacenar criptomonedas, los cuales cuentan con diferentes grados de sofisticación. Algunos tienen una interfaz con un diseño muy agradable e intuitivo y otros no cuidan estos detalles, pero todos ellos cuentan con funciones básicas de recepción y envío de criptomonedas, como mínimo.

Para recibir criptos en tu wallet de software, el monedero te proporcionará direcciones que tendrás que copiar y pegar en la plataforma desde la que realices el envío (por ejemplo, desde un exchange un otro monedero).

La importancia de las claves privadas

Vale, todo esto está muy bien, pero lo más importante es entender el concepto de las claves privadas del monedero, las cuales representan la gran diferencia de seguridad respecto a los monederos de los exchanges.

Estas claves privadas son proporcionadas por el propio monedero y son únicas para cada usuario del mismo. ¿Por qué son tan importantes? Porque son la única forma de acceder al monedero y a sus respectivos fondos.

Además, gracias a estas claves, puedes restaurar el acceso a tu monedero desde cualquier otro computador. Es decir, que si le ocurriera una desgracia al ordenador en el que instalaste ese monedero (que ojalá que no), no perderás tu dinero siempre y cuando conserves las claves privadas.

Así, podrías descargarte el mismo monedero de software desde otro ordenador, introducir las claves privadas y, consecuentemente, acceder a tus fondos como si del primer ordenador se tratase.

Esto es así gracias a que la tecnología de blockchain almacena la información en una base de datos descentralizada a nivel mundial, en la cual se relaciona que la dirección pública de tu monedero es la propietaria de los fondos, y quien tiene acceso a las claves privadas, tiene acceso al monedero.

Sí, efectivamente, la información no se guarda en un ordenador local, vamos, que las criptos no están en un ordenador, sino en toda la base de datos.

Convertirte en tu propio banco

Por lo tanto, el adquirir conciencia de que la única forma de almacenar bitcoin y criptos de forma segura es teniendo total control de las claves privadas de un monedero te hace completamente independiente financieramente y, además, te permite no depender de un banco u otros intermediarios. Vamos, que ahora tú eres el banco y puedes realizar transacciones a otros de forma directa. Genial, ¿no?

¿Y si pierdo las claves privadas?

En ese caso estarás jodido (pero jodido de verdad) y tus fondos se perderán para siempre en el proceloso océano de las cadenas de bloques.

Billeteras de navegador

Otro de los tipos de billeteras de bitcoin que existen es el de los monederos de navegador. Personalmente, no son tanto de mi agrado, aunque son muy útiles para determinados casos. Son muy parecidos a las billeteras de software, aunque con la particularidad de que van integradas al navegador.

Por todo lo demás, comparten las mismas características, como la autocustodia de las claves privadas, interfaz para enviar y recibir monedas, etc, por lo que no me voy a extender mucho en este tipo de monedero de bitcoin.

Suelen ser muy útiles para acceder a determinadas redes y servicios dentro del mundo cripto, como Binance Smart Chain, la red de Ethereum, de Matic, etc.

Como contrapartida, al estar integradas en el navegador pueden ser menos seguras que las billeteras de software o físicas.

Hardware wallet o monedero físico

Ahora pasamos al cuarto tipo de billeteras de bitcoin y criptos que existe, a la joya de la corona, en mi opinión, en cuanto a seguridad y custodia de criptomonedas, y no es otra que las billeteras físicas o hardware wallets.

Se trata de estos aparatos físicos que tienen forma de pendrive o dispositivo USB y que se conectan a un computador para acceder a los fondos.

En cierta forma, casi todo lo que ya te he contado sobre los monederos de sofware se puede aplicar los monederos físicos de criptos.

Es decir, todo esto de las claves privadas se aplica, con lo que la forma de acceder a los fondos y garantizar la seguridad es casi la misma, pero con un pequeño detalle de extrema importancia: los monederos físicos nunca exponen las claves privadas en el computador al estar almacenadas en el propio aparato físico.

Esto añade una capa de seguridad enorme y dificulta extraordinariamente que alguien con malas intenciones (un hacker, por ejemplo) pudiera acceder a tus fondos.

Por si fuera poco, las hardware wallets te dan la opción de aumentar aún más la seguridad a través de características adicionales, como el uso de un pin o una passphrase, lo que hace prácticamente imposible que alguien pueda «toquetear» los fondos que tanto te costó conseguir.

Software de las billeteras físicas

Para acceder a los fondos y hacer agradable la experiencia, las propias compañías creadoras de las billeteras físicas suelen crear un sofware a través del cual se puede acceder a los fondos conectándose con el aparato físico.

Eso sí, como he dicho, nunca se exponen las claves privadas, sino que el sofware haría las veces de interfaz. Sin embargo, no es la única forma de acceder a los fondos, ya que las billeteras físicas suelen tener compatibilidad con otros monederos de software o de navegador existentes en el mercado.

¿Y si se me pierde la hardware wallet, me la roban o se rompe?

Buena y muy razonable pregunta, ya que todos nos la hemos hecho al principio. ¿Qué pasa si mi hardware wallet se va al carajo de alguna forma? No te preocupes… siempre y cuando conserves las claves privadas. De esta forma, puedes comprar otra billetera y restaurar tu monedero con las claves privadas en cualquier ordenador del mundo.

Y si pierdes las claves privadas, como ya he dicho más arriba, pues… se jodió, así que guárdalas como si fueran oro (u oro 2.0) y lejos de hackers.

Paper wallets

Dentro de los tipos de billeteras de bitcoin y criptos también tenemos las paper wallets, aunque no me parecen una forma realmente interesante de almacenar tus fondos, especialmente si manejas altas cantidades de dinero. Por ello, tan solo voy a hacer una breve mención, más que nada para que sepas que existen.

Y es que hay servicios que ofrecen la creación de monederos de bitcoin y otras criptos en el que tan solo se muestra una vez el monedero y la clave privada, pudiendo imprimirla en papel y guardarla sin conexión a internet.

Esto es interesante por el hecho de que las claves no estarán en línea, sino que se almacenarán en frío, lo cual aumenta la seguridad.

No obstante, no estás exento de que se te pierda el papel, alguien lo fotografíe o se moje (también es verdad que puedes usar un papel más resistente), entre otras posibles desgracias, como los ataques de phishing al crear el paper wallet.

Sin embargo, creo que el uso de las billeteras de papel está en desuso por la irrupción de las billeteras físicas, con lo que no tiene mucho sentido su uso hoy en día, en mi opinión. Por no hablar del inmenso engorro que supone luego acceder a los fondos, para lo cual hay que usar billeteras de software. Definitivamente, no son una opción para mí.

Y hasta aquí esta lista con los distintos tipos de billeteras de bitcoin y criptomonedas que existen en el mercado (al menos las más importantes). Espero que te haya sido de utilidad. Si te ha parecido interesante, no te pierdas el siguiente artículo sobre las mejores wallet de criptomonedas. Y bien, ¿cuál es la forma que prefieres utilizar para custodiar tus bitcoin? Déjame un comentario.

¿Te ha sido útil? Apóyame en Patreon y obtén contenido extra

>