Saltar al contenido
Quiero ser libre

¿Qué es bitcoin y cómo funciona?

Qué es bitcoin y cómo funciona

Bitcoin se está convirtiendo en toda una revolución a nivel financiero y de libertad económica sin precedentes en la historia de la humanidad. Y, aunque suele llegar al gran público a través de las noticias que provocan sus tremendas subidas y bajadas de precio, lo cierto es que la tecnología que hay detrás de esta criptomoneda nos confirma que estamos detrás de una auténtica revolución. ¿Quiéres saber qué es bitcoin y cómo funciona? Conócelo un poco más a fondo en este artículo.

Conoce los tipos de billeteras de bitcoin que existen.
También te puede interesar: mejores exchanges de bitcoin y criptos.

¿Qué es bitcoin?

Es una moneda virtual, también llamada criptomoneda por su tecnología criptográfica, que se usa para realizar transacciones de valor sin intermediarios (o P2P), además de como medio de ahorro a largo plazo. Fue la primera de las criptomonedas creadas, de las cuales, hoy en día existen miles.

¿Cuándo se creó bitcoin?

Bitcoin nació el 3 de enero del año 2009, fecha en la que se registró el primer bloque de la cadena de bloques o blockchain. Como ves, no se trata de algo nuevo, sino de un activo que ya cuenta con una larga trayectoria.

¿Quién creó bitcoin?

Bitcoin fue creado por Satoshi Nakamoto, de quien no se conoce la identidad. Y, aunque hay varias teorías sobre la misma, la reconocida como la más probable argumenta que se trataría de un grupo de personas que usó ese pseudónimo. Satoshi Nakamoto habló por primera vez de bitcoin en una lista de correo de criptografía el 1 de noviembre de 2008, semanas después de la caída de Lehman Brothers y en plena crisis financiera mundial. En cualquier caso, Satoshi Nakamoto trató de crear un sistema de intercambio de dinero peer to peer o sin intermediarios.

¿Cómo funciona bitcoin y qué características tiene?

Una vez dicho esto, veamos algunas de las características más básicas de bitcoin, las cuales lo hacen tan especial, y cómo funciona.

Descentralizado

Bitcoin es un activo descentralizado. ¿Qué quiere decir esto? Esencialmente, lo más reseñable es que no depende de ningún gobierno, autoridad, banco central o gestión centralizada. No hay influencia externa que pueda fijar una tasa de interés o crear más bitcoins de la nada, como hacen los bancos centrales con el dinero fiduciario. Tampoco se puede prohibir, más allá de que algunos países traten de impedir el acceso de sus ciudadanos y, aún así, no pueden impedirlo del todo.

A efectos prácticos, esta descentralización de bitcoin permite que los usuarios pueden enviarse dinero directamente entre ellos sin depender de ningún intermediario, banco o estado. Esencialmente, no hay una autoridad central que se ocupe de validar la información de las transacciones o almacenarlas, sino que todos los participantes de la red atesoran una copia idéntica de la base de datos.

Así, los participantes son los nodos, los cuales se encargan de validar los nuevos bloques y las transacciones mediante algoritmos matemáticos. Así, mientras los mineros crean los bloques, los nodos:

  • Tienen una copia de todas las transacciones realizadas desde el primer bloque (3 de enero del año 2009).
  • Validan las transacciones.

Criptográfico

El ecosistema de bitcoin está protegido con criptografía. ¿Para qué sirve esto? Esencialmente, sirve para proteger el contenido de la cadena de bloques de bitcoin e impedir que terceros (probablemente, malintencionados) puedan acceder al contenido. Esta criptografía basada en un conjunto de algoritmos y funciones matemáticas (por ejemplo, sha-256) otorga privacidad y protección, ya que también impiden que un tercero pueda alterar la información.

Inmutable

La red de bitcoin es inmutable porque la información registrada en la blockchain de bitcoin no se puede modificar ni eliminar. Por ejemplo, si un usuario envía un pago a otro, este pago no se puede revertir. Esto se da gracias a los mecanismos de consenso de proof of work o prueba de trabajo de la red de bitcoin.

Como hemos dicho, los nodos verifican las transacciones a través de complicados cálculos matemáticos, pero para que la red de una información como cierta, al menos el 51 % de los nodos de la red tiene que darla por válida, es decir, la mayoría. Esto es un mecanismo de consenso que democratiza el ecosistema bitcoin y lo hace descentralizado e inmutable, ya que sería necesaria una cantidad inmensa e inasumible de recursos para poder «manipular» la red.

Sin intermediarios

Al no depender de una autoridad central que gestione el sistema, bitcoin funciona de forma independiente y descentralizada. Esto conlleva que las transacciones se realizan sin intermediarios, como podría ser un banco o un estado. Esto otorga libertad a los usuarios de la red, que pueden realizar transacciones entre ellos sin ser censurados, gravados o revisados.

Público

Toda la información contenida en la base de datos de bitcoin es pública, es decir, es posible saber qué cantidad de bitcoins tiene una determinada dirección o monedero por cualquiera. Eso sí, solo es accesible a todo el mundo la clave pública, pero nunca la clave privada de un monedero, siendo esta última la que da acceso a los fondos.

Pseudoanónimo

Como acabo de decir, hay una parte de bitcoin que es pública y otra privada. Esto implica que una parte de la información se puede conocer por todos (las transacciones y el valor del monedero).

Sin embargo, esto no implica que se conozca la identidad del dueño de ese monedero, la cual permanece privada a menos que este haya facilitado sus datos personales al comprar sus bitcoins, en cuyo caso, trazando las transacciones realizadas se puede conocer la identidad de quien hizo todos los movimientos.

Para mayor privacidad y anonimato, existen otras criptomonedas, como Monero o Pirate Chain.

Finito

El número máximo de bitcoins que existirán es de 21 millones, y el último bitcoin será minado en el año 2140. Después de ese momento no se emitirán más bitcoins.

¿Por qué esto es tan importante? Si lo comparamos con las monedas fiduciarias, como el dólar de los Estados Unidos o el euro (por no hablar del bolívar venezolano o el peso argentino), cuya creación puede ser infinita, bitcoin nos protege frente a la devaluación.

Es más, al tener un número finito, si la demanda aumenta, se convierte en un vehículo de ahorro muy adecuado, ya que su valor tenderá a subir con el paso de los años (siempre pensando a largo plazo).

Basado en blockchain

Como ya he mencionado, la blockchain es la base de datos donde se almancenan las transacciones y el historial de bitcoin a través de los bloques.

Estos bloques son creados por los mineros y validados por los nodos a través de consenso. La cadena de bloques es una base de datos descentralizada en la que no hay intermediarios y donde se almacena todo el historial de la red.

Precio basado en la oferta y la demanda

El precio de bitcoin no se basa en el criterio de un gobierno u otra institución, sino que se basa en la pura oferta y la demanda. Es decir, si las personas lo usan y lo quieren atesorar, el precio subirá, y si es despreciado o no interesa tenerlo, bajará.

Protege contra la inflación

Debido a que bitcoin es un activo finito, es decir, solo habrá 21 millones de bitcoin en circulación, unido a que su demanda aumenta con el paso de los años, ya sea porque los mismos usuarios quieran tener cada día más bitcoin o porque el mero hecho de su expansión y adopción aumente su demanda, lo convierte en un instrumento ideal para protegerse contra la inflación.

Es decir, se considera que bitcoin subirá de precio con el paso de los años por su propia escasez y por su cada vez mayor adopción. Esto unido al hecho de que no se pueden crear más bitcoin, algo que no pasa con el dinero FIAT, junto con los bitcoin que se perdieron para siempre por usuarios que perdieron las claves privadas, etc, nos hace contar con un activo perfecto para proteger nuestros ahorros contra la subida de precios.

Con bitcoin puedes ser tu propio banco

Tan solo tienes que conocer y conservar las claves privadas de tu monedero de bitcoin. Si tienes esto, felicidades, eres tu propio banco. Nadie que no tenga acceso a tus claves privadas te puede robar tus fondos o utilizarlos sin tu consentimiento, por lo que debes guardarlas de forma muy segura. La forma que yo utilizo y que te recomiendo por encima del resto es con un monedero físico Bitbox02.

Por supuesto, cuando hablo de guardar bitcoin nunca estoy hablando de hacerlo en casas de cambio (exchanges), los cuales son los que custodian las llaves privadas, por lo que ellos serían los verdaderos propietarios. Siempre hazlo en tu propio monedero.

Y gracias a que ahora tú eres tu propio banco, podemos decir que bitcoin nos otorga cierta libertad. Ahora no tendrás que depender de nada ni nadie para mandar dinero a otras personas de cualquier parte del mundo y en cualquier momento (y sin que te cobren absurdos impuestos de salida o, directamente, que te prohiban hacer envíos).

¿Qué son los bloques de bitcoin y los mineros?

Las transacciones de bitcoin entre usuarios

Los usuarios de todo el mundo están enviando constantemente transacciones a otros usuarios. Esto podría ser caótico si no contáramos con la tecnología de la cadena de bloques, la cual permite registrar todas las transacciones de forma ordenada e inmutable.

Para que todo esto pueda funcionar, los mineros y los bloques son fundamentales.

¿Qué contiene un bloque de bitcoin?

En un bloque de bitcoin se almacena la información de las transacciones de la red permanentemente pero, además, también se guardan algunos datos importantes de funcionamiento de la misma. Además, cabe recordar que el tamaño máximo del tamaño de un bloque de bitcoin es de 1 MB. Así, un bloque de bitcoin contiene:

  • El número mágico: es un número que identifica el tipo de archivo en informática. Por ejemplo, un .jpg o un .pdf tienen un número mágico específico para ser identificados como tales. En el caso de bitcoin, también.
  • El tamaño del bloque en bytes: en este caso, de 4 bytes.
  • La cabecera:
    • La versión, que indica las normas de validación de bloque que se seguirán.
    • El hash de la cabecera del bloque anterior.
    • El hash del merkle root.
    • El momento en que se inició el hash del bloque.
    • nBits.
    • nonce.
  • El contador de transacciones que se incluyó en el bloque.
  • Las transacciones que hay en el bloque.

¿Qué son los mineros de bitcoin?

Son los que agregan nuevos bloques a la cadena de bloques a cambio de una recompensa. Pero quizá te suene un poco raro el nombre de minero, ¿no? Pues bien, no tiene mucha historia. Si te fijas, la minería tradicional (pongamos, la minería de metales preciosos, como el oro), se encarga de trabajar con maquinaria y otros recursos para obtener oro como recompensa.

Pues bien, esto es lo mismo, solo que cambiando la maquinaria por computadoras de alta potencia, las cuales usan sus recursos para resolver problemas matemáticos que les lleven a lograr la recompensa en forma de bitcoins.

Esto se hace cada 10 minutos, que es el tiempo en que se agrega un nuevo bloque a la cadena de bloques de bitcoin. Así, a través de resolver problemas matemáticos, el minero que los resuelve se gana el derecho de agregar un nuevo bloque a la cadena.

Pero ¿cuál es la recompensa que ganan los mineros por agregar un nuevo bloque?

La recompensa va variando cada 4 años, momento en que se reduce a la mitad.

Por ejemplo: en el momento de su creación, cada 10 minutos se generaban 50 bitcoins como recompensa, pero 4 años después, se empezaron a dar 25 bitcoins como recompensa. Otros 4 años más tarde, se empezaron a dar 12,5 btc de recompensa y así sucesivamente cada 4 años.

Esto, si te pones a pensar, hace que bitcoin sea escaso y que sea normal que acabe aumentado de precio, porque la emisión de la oferta cada vez es menor.

¿Dónde se almacenan los bitcoins?

Mucha gente se confunde al principio porque se piensa que un bitcoin se puede guardar en algún lugar de forma independiente, y esto no es así. Por ejemplo, se suele tener la idea de que se puedan almacenar bitcoins en algún aparato físico, como un dispositivo USB, o, simplemente, en un ordenador personal.

Sin embargo, esto no es así, ya que bitcoin no se almacena en ningún lugar, sino que la base de datos entera de bitcoin «reconoce» que una dirección es propietaria de una cantidad de bitcoin.

Es decir, que si tienes las claves privadas de una dirección, eres el único que tiene acceso a esos bitcoins, pero no los almacenas tú, sino que lo hace la propia base de datos distribuida por todo el mundo.

Los famosos dispositivos USB que actúan como monedero, lo único que hacen es no exponer las claves privadas, las cuales se almacenan en el dispositivo USB, por lo tanto, es un sistema muy seguro de almacenamiento o, mejor dicho, de acceso a los fondos. Como te he dicho antes, yo uso el Bitbox02 y es el que recomiendo.

¿Es bitcoin dinero?

Llegados a este punto, nos podemos hacer la legítima pregunta de si bitcoin se puede considerar dinero. Ciertamente, bitoin cumple algunos de los requisitos que podríamos requerir para que un activo se pueda considerar como dinero, especialmente el de reserva de valor.

Reserva de valor

En el proceso de adopción de un activo como dinero, una de las teorías de la escuela austriaca afirma que un primer paso puede ser considerar un activo como reserva de valor. Pues bien, esto es algo que bitcoin ya ha conseguido con creces, ya que es habitual que los usuarios lo adquieran para conservarlo (o «holdearlo») durante largos periodos como medida de ahorro y protección contra la inflación.

Medio de intercambio

El siguiente paso para que un activo se considere dinero es que se use como medio de intercambio de valor entre usuarios. En este caso, podemos decir que bitcoin está empezando a usarse para comprar y vender bienes en la vida real, pero también que aún estamos en una fase muy temprana de este proceso.

No obstante, son cada vez más las empresas que ofrecen pagos en bitcoin y las perspectivas de futuro no pueden ser mejores.

Unidad de cuenta

Cuando un activo se usa como unidad de cuenta podemos decir que se convierte en la base de los cálculos monetarios de algo o alguien. Por ejemplo, a la hora de hacer la contabilidad, pedir créditos, pagar impuestos, considerar el patrimonio familiar o empresarial en esa moneda, etc.

En el caso de bitcoin, podemos observar que todavía son pocas las personas o instituciones que lo usan para calcular el estado de sus finanzas, por lo que está lejos todavía de este paso.

Sin embargo, también es cierto que no es tan necesario que bitcoin se use como unidad de cuenta para que se considere como dinero, algo que podría producirse incluso sin este requisito. Lo que está claro, es que tarde o temprano, este paso se puede ir acercando con el tiempo, especialmente si los gobiernos del mundo acaban aceptando bitcoin como moneda de curso legal.

Alta volatilidad

En mi opinión, uno de los problemas que hacen que bitcoin aún no se pueda considerar dinero de forma estricta es su alta volatilidad, la cual provocan cambios bruscos en el precio.

Cabe señalar que, con el paso de los años, más usuarios entrarán al ecosistema bitcoin, lo cual provocará que su precio se vaya estabilizando poco a poco.

Como vemos, aún faltan algunos pasos para que bitcoin sea dinero en el sentido más estrico de la palabra, aunque también es fácil observar que se están dando los pasos adecuados para que así sea.

En mi opinión, cuando bitcoin sea usado por más personas en el mundo y disminuya la volatilidad, al tiempo que más empresas den la opción de pagar con bitcoin y más gobiernos lo acepten como moneda legal, será considerado dinero con letras mayúsculas. De hecho, será el mejor dinero que jamás haya existido.

>